seguidores de Google+

Google+ Followers

Volver a pasar por el corazón

……………………………………………………………………..

Que levante la mano quién en su casa no tiene una caja, un baúl o un pequeño lugarcito destinado a las fotografías familiares, y sí, todos guardamos en mayor o menor medida esos pequeños trozos de papel tintado que vienen a inmortalizar momentos vividos, vacaciones, cumpleaños y que nos recuerdan lugares, situaciones y sobre todo personas, que quizá ya no están.

La fotografía en la genealogía es de suma importancia, porque en muchos casos no sólo le pone cara a familiares que no conocimos, sino que además nos retrata situaciones vividas por ellos, que a menudo vienen a ser la única forma que tenemos de conocerlas, ya sea porque otros miembros de la familia no las recuerdan o porque ya no están vivos, quienes participaron de esos acontecimientos.
Es importante, conservar las fotos de manera cuidadosa, ordenarlas y clasificarlas y por sobre todo, agarrar la lupa y estudiarlas minuciosamente.
·        Ver fecha y lugar, si lo tuviera, y en caso que no estén, tratar de averiguarlos o deducirlos
·        Observar quienes estaban presentes, si se repiten personas en todas u ocasionalmente aparece gente que desconocemos
·        En la medida de lo posible digitalizarlas, para tener un respaldo de tan valioso tesoro

Estaría bien que nos demos cuenta el legado que dejamos, ya que nuestras fotografías nos sobrevivirán, por lo que es importante dejarles fotos de calidad sobre nosotros mismos y sobre la familia que construimos.

Si les interesa la fotografía y para quienes se animen, hay varios proyectos fotográficos genealógicos que pueden ser de inspiración:
* El fotógrafo Nicholas Nixon, realizó
este proyecto en el cual retrato a las hermanas Brown, en la misma posición desde 1975 a 2010.
* Otro proyecto interesante es
este mundialmente conocido, de Irina Werning en el cual se toman fotos en los mismos lugares y posiciones que fueron hechas originalmente.
* Y por último,
este proyecto de Luis Ekiro, en el cual retrata a miembros de su familia en situaciones y con objetos que caracterizan a cada uno.

Les recomiendo además el
 documental de Rodrigo Torres, dónde dónde explora la importancia de generar registros que contribuyan a conservar la memoria.



Como decía al principio, las fotos nos hacen recordar, lugares, vivencias y sobre todo personas. Recordar viene del latin re-cordis y etimológicamente significa “volver a pasar por el corazón”... Vayamos al cajón de las fotos, miremos nuevamente esos tesoros y volvamos a pasar por el corazón a nuestros seres queridos.

¿Y, ustedes conservan muchas fotos familiares?
¿Se animarían a realizar un proyecto fotografico?


Maru Jelencovich


*Imágenes: Maru Jelencovich

No hay comentarios:

Publicar un comentario