seguidores de Google+

Google+ Followers

Un encuentro familiar, sin día ni horario

……………………………………………………………………..

Casi todos, tenemos un perfil en Facebook, esta gran red social en que la mayoría hemos encontrado amigos de la infancia, compañeros del secundario y hasta del primario, y personas que no veíamos hace años. Así fue que surgió la pregunta, ¿Por qué esperar a los cumpleaños o fiestas para reunir a toda la familia? ¿Por qué no se puede crear un grupo que sea un punto de encuentro de todos los familiares de manera continua como era antes, cuando todos vivíamos en la misma cuadra?

Si bien al principio buscaríamos los que vemos en nuestra vida d, con el tiempo unos llamarán a los otros y hasta podemos hacer búsquedas de perfiles por apellidos y ver que sorpresas encontramos. Los beneficios de tener un grupo online, son muchísimos y muy variados, por ejemplo:

·        Todos pueden aportar lo que tienen, entusiasmados por la inmediatez de la respuesta.
·        Se pueden subir fotos antiguas de la familia y entre todos ir comentando cuándo y dónde fueron tomadas, y por qué no, ampliar con detalles sobre el momento.
·        Recordar anécdotas familiares, que fluyen libremente a modo de comentarios y que amplían enormemente los recuerdos y vivencias.
·        La flexibilidad de poder acceder y compartir, sin restricciones de tiempos y horarios.

Si bien Facebook es muy intuitivo, vale la pena aclarar los pasos para crear un grupo:

·        Ingresar a nuestra cuenta
·        En el menú de la izquierda de la página hacer click en la opción “Crear Grupo”
·        Ponerle “Nombre” al grupo, invitar a los familiares y elegir la opción de privacidad, que puede ser:
·        Abierto: Que cualquier persona en Facebook, lo encuentre y pueda ver quien pertenece al grupo y el contenido del mismo.
·        Cerrado: Que lo pueden encontrar y ver quien pertenece, pero para ver el contenido tienen que ser parte del grupo y para ello pedir autorización al administrador del grupo (quien lo creo)
·        Secreto: Nadie, excepto los miembros, lo puede encontrar ni ver lo que se publica en él.

Un grupo familiar virtual puede ser un buen sustito para el “arcón de los recuerdos” que estaba en la casa de la abuela y puede, por qué no, que sólo sea el comienzo de algo mucho más grande, que dé lugar a encuentros interpersonales, con toda la familia.

¿Ustedes tienen un grupo familiar en Facebook?
¿Encontraron parientes que hacía mucho no veían?
¿Se animarían a hacer uno?

Maru Jelencovich


*Imágenes: Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario